Confianza en uno mismo: clave para montar un proyecto

Confianza en uno mismo: clave para montar un proyecto

No son pocos a quienes se nos ha ocurrido una buena idea de negocios, pero son pocos los que se transforman en emprendedores y después en empresarios. La principal causa de esta diferencia entre quienes quieren llegar y quienes llegan no es la falta de financiamiento, ni la crisis, ni la falta de oportunidades.

Independientemente del entorno en el cual nos veamos inmersos, los elementos necesarios para montar un proyecto de negocios y llevarlo a cabo están al alcance de todos por igual. Pero solo quienes tienen confianza en sí mismos son los que tienen el coraje necesario para apostar y ganar en el mundo de los negocios.

 

Si no confío en mí mismo, nadie confiará en mi proyecto

Para iniciar un emprendimiento exitoso, hay que trabajar duro en la idea. Hay que planificar cuidadosamente los pasos para transformar la idea en meta. Hay que confiar ciegamente en la idea. Y como la idea se te ocurrió a ti, es imperioso que primero confíes en que es buena y por tanto que tienes o puedes adquirir todos los recursos y conocimientos que necesitas para llevarla a cabo.

Miles de ideas buenas se desechan a diario por falta de confianza, ya sea por el “esto es tan simple que ya alguien lo debe haber pensado”, o por el “la idea es buena, pero no tengo lo necesario para realizarla”. Y ¿adivina qué? Ambos tienen razón.

Es probable que tu idea alguien la haya pensado y desechado luego porque era tan simple que a alguien se le tenía que haber ocurrido…pero una idea no sale de la nada. Larry Page y Serguei Brinn decidieron ordenar por tráfico los directorios de internet, porque estaban buscando un mejor buscador. Google es en esencia una idea sencilla, pero había que estar en el terreno para que apareciera. Luego de ello, y ya con Google en la mano, tuvieron que visitar a muchos inversores, recibir muchos rechazos y encontrar la forma de rentabilizar su buscador para crear al gigante de la información que es ahora.

¿Crees que Larry y Serguei son mejores que tú? O, simplemente, ¿no te parece que tenían una férrea confianza en sí mismos y en sus capacidades?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *