¿Cómo combatir la desmotivación laboral?

¿Cómo combatir la desmotivación laboral?

En muchas ocasiones mantener la motivación laboral en nuestros trabajos resulta una tarea titánica. Son muchos son los factores que pueden generar en ti un sentimiento de estrés, rechazo y malestar en el puesto de trabajo, ya sea que lo hayas ocupado solo hace pocos días o media vida.

El aburrimiento en la tarea que desempeñas, disonancias con la jefatura de tu empresa o un cambio en la misma, insatisfacción con los resultados monetarios o corporativos, desagrado de tú colectivo, malos tratos, falta de reconocimiento, pocas oportunidades de crecimiento, etc. Todos estos son desencadenantes del sentimiento de desmotivación al trabajo.

 

Síntomas de desmotivación laboral

Con frecuencia te pasa que las tareas que hacías a diario, ahora te son casi intolerables y demoras el doble en terminarlas y te agarras de cualquier excusa para dejarlas de lado. El reloj no parece caminar, con frecuencia se llega tarde o se justifican las inesperadas ausencias. Te vuelves poco tolerable a la crítica y asumes una actitud defensiva.

Estos síntomas pueden ser individuales o grupales, en cuyo caso enseguida comienzan a evidenciarse a través de las renuncias masivas. Cuando empieces a sentirte así tómate una pausa, si es necesario unas vacaciones, y recuerda cual es el sentido de lo que haces, por qué dedicaste tu vida a eso, algo que muchas veces en la cotidianeidad se nos olvida.

 

¿Cómo superar la desmotivación laboral?

Todo tiene siempre su lado positivo, céntrate en encontrarlo. Tal vez ganes poco, pero tienes posibilidad de expandir tu currículum o de viajar y conocer otros lugares. Si te sientes en condiciones de hacerlo, atrévete a asumir nuevas actividades o acércate a tu jefe con nuevas iniciativas.

No te dejes llevar por una crisis, todos tenemos pequeños lapsus de apatía. Analiza bien si tus razones tienen el peso suficiente para sostenerse, así evitarás que te envuelva toda una actitud negativa. Y si realmente te sientes sofocado en tu trabajo, pues busca uno nuevo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *